17 abril 2013

Amish de Ohio




Siempre me habían dicho que los amish de Ohio eran los más cerrados de todo, que odiaban las fotos y la visita de turistas, pues bien no es exactamente lo que nosotros hemos vivido en Berlín y sus alrededores.



Pudimos charlar con varias chicas que trabajaban en quilt shops y fueron súper amables,  tan amables y abiertas que incluso me atreví a hacerles algunas preguntas sobre la vida que llevan, una vida anclada en el pasado, y usando únicamente productos naturales.



El domingo por la tarde nos adentramos por caminos perdidos por el campo,  vimos granjas llenas de niños jugando,  mayores paseando......








El lunes en cambio, era día de colada, y todas las granjas tenían tendidas sus ropas colocadas minuciosamente por orden de tamaño y color.






Una gente y un paisaje impresionantes!!!!


3 comentarios:

Eloisa dijo...

Madre mia que recuerdos,son cosas que no se olvidan nunca.Un besazo guapisima y gracias por hacerlo posible.

mari carmen dijo...

¡Qué chulo! un abrazo

Toñi dijo...

Que envidiaaaa que me das en cuanto pueda permitirme lo nos vamos y digo nos porque mi hija no se quiere quedar atrás un besazo guapísima