14 diciembre 2006

Atrapada en el tiempo


Esta mañana al salir del ascensor he tenido la misma sensación que Bill Murray, cuando pisa el charco de agua en la película Atrapado en el tiempo.

Ha sido muy gracioso me he recordado a él:

He salido del ascensor y como cada mañana me he encontrado a la vecina del primero que iba a trabajar, juntas hemos ido hasta la esquina donde nos hemos despedido, he cruzado la calle y habia la misma gente el la parada del autobús.
En la panaderia me he comprado el bocadillo, Vanesa ya no me pregunta de que lo quiero pues lo sabe perfectamente, solo me pregunta por el frio y vamos contando los dias que nos quedan para el fin de semana.
Paso por la pescaderia donde estan descargando y preparando el mostrador, la carniceria donde Antonia prepara los encargos y la tienda de de Nieves donde hay un poco de todo y abre todos los dias del año.
Al doblar la esquina ya se ve el murmullo de chicos esperando para entrar a la escuela, y poco a poco voy salteandolos como puedo hasta que logro entrar.
Un café con mi compañera Luisa, que lo és desde hace més de 25 años, y ponerme a trabajar.

y no me doy cuenta y ya estoy saliendo del ascensor y saludando de nuevo a mi vecina del primero!!!

5 comentarios:

Mª Engracia dijo...

A mi la monotonía me agota, y desde que trabajo donde actumente estoy es peor, el trabajo de oficina es repetitivo y día tras día hago exactamente lo mismo. Así que cuando empecé a sentirme triste por que todos los días hacia exactamente lo mismo desde que me despertaba hasta que me acostaba, me prometí a mi mista que cada dia intentaria hacer algo distinto, como ir a casa por un camino distinto, irme al centro comercial antes de volver a casa... Cualquier cosa que no fuese igual al día anterior y el día siguiente.

latietarosa dijo...

Lo que ocurre és que hay costumbres que gustan, por ejemplo que entres en un café y te sirvan sin preguntar, que en la panadería te den el pan que te gusta sin cambiar el tema del cual estas hablando.
me gusta caminar por mi calle y cruzarme siempre con la misma gente, veo a un niño en cochecito que casi le ví nacer :-))
Y en el trabajo te prodrás imaginar que de monotonia nada de nada, cada dia salen cosas nuevas ;-)

violetazul dijo...

Y a mí que me encanta esa cotidianidad.. es rutina cotidiana... ainsss, yo quiero volver atrás en el tiempo, digamos al 2003!!
El mundo gira, y yo inevitablemente voy con él..

laurapatch dijo...

A mí també m'agrada aquesta quotidianeitat. M'agrada la meva rutina diaria, i al ser "rutina" qualsevol cosa diferent que faci és "especial" :)

Tweesita dijo...

jajajajajaja... eres única... y resulta que acabas de resumir la vida de casi todos nosotros... pero te juro algo, de un tiempo a esta parte yo solía repetir... ¡¡bendita monotonía!!... lo malo es que de unos días para acá no lo hago y eso me tiene mosqueada... ¿qué andaré tramando?... ¡JUAS!.