12 mayo 2014

a casa, en casa!




 Acabo de llegar a Fuerteventura después de un viaje relámpago a Catalunya, he estado en Barcelona, Girona y Granollers; y esta vez lo he hecho acompañada de 4 alumnas /amigas.

Íbamos a visitar dos ferias: Creativa Primavera en Barcelona  e Interquilt en Girona, además aprovechamos para visitar Girona en temps de flors, que es una exposición preciosa de la ciudad llena de flores,  visitar a mi família y hacer un curso de teñido con Eva Gustems, si... un fin de llenito ;-)

De las ferias y curso además de las compras ya he ido mostrando fotos en Facebook, pero hoy me gustaría  escribir sobre otro tema.
Nunca hablo de política porque me considero una analfabeta en este aspecto, pero  esta vez quiero dejar plasmado el sentimiento que hemos tenido las cinco en este viaje.


 Yo  amo Catalunya, mi tierra de nacimiento, y últimamente  las noticias que me llegan a la Isla me tenían un preocupada: 

- quitan la custodia a un padre porque el niño no puede acudir a la escuela por ser en catalán, y se la dan a la madre en Canarias.
- vas a Cataluña y nadie te habla en castellano.
- En Catalunya no quieren inmigrantes árabes, solo chinos porque estos aprenden catalán.

Yo sabía que eso era imposible y  en la tienda día a día  les cuento cosas de mi tierra, también cómo funciona la educación en Catalunya que por algo trabajé en una escuela concertada durante  más de 30 años; les cuento que  mi familia es mitad extremeña mitad catalana y hablamos una mezcla impresionante, pero quería que ellas lo comprobaran.

Bien, pues tal y como llegamos a Barcelona lo comprobaron, ningún problema con las indicaciones, ningún problema en los restaurantes ni en la feria, es más en Girona nos vieron con el mapa y nos preguntaron si necesitábamos algo. Hemos viajado en transporte público con puntualidad y ningun problema.
Y así ha sido toda la tónica del viaje! Las chicas felicites y encantadas con el viaje, y comprendiendo que eso que escuchamos en las noticias no siempre es cierto, y lo único que intentan es desviar la atención para poder "trabajar" a su gusto en temas importantes.

No sé de verdad si quiero independencia o no, lo que sé es que amo a Catalunya y cada vez me siento más orgullosa de ser catalana y ahora casi Majorera ;-)





2 comentarios:

Anita dijo...

Todos bulos para desacreditar a Catalunya y ¿envidia de cómo funciona? de todo un poco creo yo. Soy y vivo en Madrid, así que nadie podrá agarrarse a aquello tan socorrido del independentismo. Voy bastante a Catalunya porque ¡ME ENCANTA! y me encanta precisamente porque está llena de catalanes y su forma de conducirse por la vida, en general,es la que a mí me gusta.El verano pasado fuímos de vacaciones y este año pensamos repetir Girona. JAMÁS he preguntado y no se me ha contestado correctamente y yo no hablo catalán ni en la intimidad jajaja.Así que nada mejor que comprobar las cosas por uno mismo y así desterrar tópicos típicos.
Un saludo.

Manoli dijo...

Pues yo también doy fe de lo que decís. Siempre que he ido por aquellas tierras he venido encantada y sin ningún problema. Me encanta Barcelona y ya quisiera yo poder ir más a menudo por alli.
Besos